Charles Dickens

El manuscrito de un loco

    hugo48256compartió una citahace 5 años
    á ella no la odiaba, pero aborrecia á aquel por quien lloraba.
    alekhortacompartió una citahace 5 años
    y oia la voz de·los antiguos espíritus incitándome á despedazarle el corazon.
    b5711023003compartió una citahace 7 meses
    Resolvi matarla. Por muchas semanas pensé envenenarla; despues en ahogarla, y luego en quemarla.
    Una hermosa vista seria la gran casa, y la muger del loco reduciéndose á cenizas.
    Jatziri Vazquezcompartió una citahace 2 años
    : á ella no la odiaba, pero aborrecia á aquel por quien lloraba.
    Crismel Laascompartió una citahace 2 años
    nadaba en la opulencia, y me regocijaba en los placeres
    Getsemani Ramirezcompartió una citahace 2 años
    . Sí, sí, es una gran cosa estar loco!
    Eli Ramirezcompartió una citahace 2 años
    la locura brillaba como ascuas en mis ojos
    Eli Ramirezcompartió una citahace 2 años
    porque aunque nosotros los locos somos muy sagaces, solemos á veces descarriarnos
    Eli Ramirezcompartió una citahace 2 años
    Sabia que estaba loco, pero nadie lo sospechaba. Como me regocijaba pensando en la partida que les estaba jugando á los mismos que me señalaban, y me miraban, cuando yo no estaba loco , cuando solamente temia que lo llegaria á estar.
    Y me reia de gozo cuando estaba solo, y pensaba cuan bien ocultaba mi secreto, y cuan prontamente mis cariñosos amigos me hubieran abandonado si hubiesen descubierto la verdad.
    Eli Ramirezcompartió una citahace 2 años
    Sí, sí, es una gran cosa estar loco! ser mirado como un feroz leon entre las barras de hierro, y rechinar los dientes y ahullar, las largas y silenciosas noches, á la alegre música de una pesada cadena, y rodar y bramar entre la paja, arrebatado con tan deliciosa armonía. Hurrah por la casa de los locos
    Ernesto Flores Durancompartió una citahace 3 años
    se que la muchacha era hermosa. Sé que lo era, porque en las claras noches de luna, cuando despierto de mi sueño, y reina un pavoroso silencio alredor mio, veo alli, inmóvil, en aquel rincon de mi celda, una pequeña y gastada figura con largo cabello negro, que, lacio sobre sus espaldas, ningun viento terrestre hace por un momento ondear, y ojos que fijos en mi sus órbitas jamás dejan de mirarme. Ah! la sangre se hiela en mi corazon al escribir esto: aquella forma es la suya; las mejillas estan muy pálidas, y los ojos cristalizados; pero los reconozco bien.

    Jamás esa criatura se mueve; jamás frunce las cejas , ni mueve los labios, ni hace gestos como los demas que se hallan aqui: pero es mucho mas terrible para mi, mas terrible aun que los espíritus que me incitaron muchos años ha, porque viene fresca de la tumba. Hace cerca de un año vi ese rostro mas y mas pálido; por cerca de un año vi las lágrimas correr por las lividas megillas, é ignorè la causa.

    Al fin la descubrí. No pudieron ocultarmelo: nunca me habia amado: de eso bien persuadido estaba: despreciaba mis riquezas; y odiaba el esplendor con que vivia; esto no lo esperaba: amaba á otro.
    Hankcompartió una citahace 3 años
    Sabia que la locura estaba en mi misma sangre, hasta en el tuétano de mis huesos; que una generacion habia pasado sin que la pestilencia apareciese entre ellos, y que yo era el primero en quien debia revivir.
    Fanny LaDecompartió una citahace 3 años
    Mostradme al monarca cuyo iracundo entrecejo tanto intimide como el brillo del ojo de un loco, y cuyo cordel y hacha sean jamas tan eficaces como las garras de un loco. Sí, sí, es una gran cosa estar loco
    Ricardo Hilariocompartió una citahace 3 años
    Me recuerdo de un tiempo cuando temia estar loco; cuando me despertaba sobresaltado de mi sueño, y cayendo de rodillas rogaba á Dios me libertara de la maldicion de mi raza: cuando huia de la alegria y de la felicidad y me ocultaba en algun lugar solitario, y pasaba las pesadas horas observando el progreso de la calentura que debia consumir mi cerebro. Sabia que la locura estaba en mi misma sangre
    Sheila Estrada Alvaradocompartió una citahace 4 años
    Sabia que estaba loco, pero nadie lo sospechaba.
    ofmonstersandmen234compartió una citahace 4 años
    veia desde alli á los hombres hablar en voz baja , y señalar, y volver los ojos hacia mi, y conocia se estaban refiriendo unos á otros la prescrita locura
    Miguel Angel Lunacompartió una citahace 6 meses
    mirada. Era un hombre arrojado y
    b7525552888compartió una citahace 7 meses
    Gozaba mas que en ningun otro goce cuando comia solo con algun alegre y bullicioso jóven en pensar cuan pálido se hubiera vuelto, y cuan presurosamente hubiese corrido, Si hubiera averiguado que el querido amigo que estaba junto á el afilando su reluciente cuchillo , era un loco, con todo el poder y casi toda la voluntad de clavárselo en el corazon.
    b7525552888compartió una citahace 7 meses
    Donde estaba el entendimiento de los hombres sagaces que cuando sano llegué á temer? Donde la destreza de abogados ansiosos siempre para descubrir una tacha? La astucia del loco los habia vencido á todos.
    b7525552888compartió una citahace 7 meses
    jugando á los mismos que me señalaban, y me miraban, cuando yo no estaba loco , cuando solamente temia que lo llegaria á estar.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)