Lola Pons Rodríguez

El árbol de la lengua

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
¿Utilizamos anglicismos porque suenan más modernos, porque son más concretos o para ocultar realidades incómodas? ¿Suenan bullying, mobbing o minijob más inofensivos que “acoso escolar”, “acoso laboral” o “empleo precario”? ¿Cuánto dice el diminutivo que usas sobre el lugar al que perteneces? Si la hache es muda, ¿por qué no es inútil? ¿Cuánto nos enseñan los nombres de los colores sobre nuestros prejuicios lingüísticos? ¿Por qué todos hablamos como mínimo un dialecto?
Preguntas como estas se formula e intenta responder Lola Pons en su nuevo libro El árbol de la lengua. La autora defiende que la pureza lingüística es tan peligrosa como la pureza racial, que la palabra tiene la capacidad tanto de prender como de apagar el fuego, que quien engaña con el discurso va a ser capaz de trampear con las cuentas y las leyes y que los escaños son, por etimología, pero, sobre todo, por lo que implica ser político, un asiento para compartir.
El árbol de la lengua es un libro delicioso e inteligente dirigido a aquellos que no confunden pedantería con riqueza lingüística, ni imprecisión con llaneza. Aquellos que no se conforman con el cliché de que el cuidado lingüístico sea políticamente conservador y que la creatividad lingüística sea políticamente progresista; y aquellos que entienden, en definitiva, que la lengua que no cambie será la próxima dueña del cementerio.
"Un libro delicioso sobre las fascinantes aventuras de nuestra lengua. Amenísima y brillante divulgación".
Rosa Montero
Este libro no está disponible por el momento.
341 páginas impresas
Publicación original
2020
Editorial
Arpa

Opiniones

    alejandro carmonacompartió su opiniónhace 4 meses
    👍Me gustó
    💡He aprendido mucho

Citas

    Paulina Chaviracompartió una citahace 7 meses
    la lengua es la mejor herramienta que el ser humano ha sido capaz de crear y alimentar;
    L Acompartió una citahace 2 meses
    Lo definitorio de la albóndiga es su forma de bola, que está en la propia raíz de la palabra. Albóndiga deriva del árabe búnduqa, que significa ‘bola, bolita’; con la sílaba al– que está al principio como herencia del artículo árabe. Con ese mismo artículo se ha fijado la bola venida del árabe en otras lenguas de
    L Acompartió una citahace 2 meses
    cadáver. Otras veces el fenómeno ha sido aislado, o si se repitió no quedó fijado en la forma estándar de la palabra. Por ejemplo, en castellano antiguo se llamaba «corónicas» a las crónicas, «Ingalaterra» era una forma posible para hablar de Inglaterra y los tigres podían ser «tígueres».

En las estanterías

    Bookmate
    Paulina Chavira
    • 6
    • 97
    Arpa
    Arpa
    • 70
    • 55
    Verónica Cárdenas
    Lenguaje
    • 8
    • 3
    Claudia
    Ensayos
    • 20
    • 1
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)