Federico Navarrete

Quién conquistó México

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
    Ana Saenzcompartió una citael año pasado
    reconocer la importancia de las alianzas durante la conquista nos permite también reconocer la verdadera riqueza de nuestra historia y la pluralidad de nuestras culturas y de nuestras visiones del porvenir.
    Ana Saenzcompartió una citael año pasado
    la astucia y el ingenio que tuvieron que desplegar para lidiar con la amenaza patente que representaban los invasores españoles; las poderosas redes femeninas y alimenticias, comerciales y culturales que desplegaron para incorporarlos a su humanidad y a sus linajes, para apropiarse de sus bienes culturales, para modular y encauzar su violencia, para utilizar en beneficio propio, y en detrimento de sus enemigos, su ciega determinación de imponerse y dominar.
    Ana Saenzcompartió una citael año pasado
    Más allá de esta visión religiosa, sin embargo, lo único que podemos asegurar que lograron los españoles y los frailes fue, por un lado, destruir los edificios y los monumentos visibles de lo que llamaban la religión pagana, perseguir y asesinar a los sacerdotes y a los especialistas rituales, prohibir sus prácticas públicas y sus ceremonias y quemar sus figuras sagradas y sus antiguos libros.
    Ana Saenzcompartió una citael año pasado
    tenemos que profundizar la contradicción entre ellas hasta hacer estallar nuestra comprensión tradicional de estos sucesos y asimilar sus múltiples sentidos. Debemos reconocer que las acciones de los participantes en la conquista, tanto las de Hernán Cortés y los expedicionarios españoles como las de los tlaxcaltecas y otros aliados y enemigos indígenas, estaban cargadas desde ese momento de futuros potenciales contradictorios. Ambas, además, estaban sujetos a fuerzas que escapaban al control de todos los participantes.
    Ana Saenzcompartió una citael año pasado
    De hecho, el fenómeno que llamamos mestizaje no constituyó una mezcla racial armoniosa entre indígenas y españoles, sino el resultado de esta imposición lingüística y cultural y de este despojo territorial perpetrado por el Estado liberal del siglo XIX.
    Ana Saenzcompartió una citael año pasado
    Con los fallecidos desaparecen conocimientos de todo tipo, desde los religiosos y los políticos hasta los agrícolas y los tecnológicos; se pierden tradiciones enteras de oficios y rituales. También quedan desiertos puestos y funciones indispensables para el buen funcionamiento de la sociedad; perecen gobernantes y administradores, especialistas rituales y médicos, artistas y músicos, escritores y artesanos, campesinos y cazadores.
    Ana Saenzcompartió una citael año pasado
    A falta de buenas herramientas de traducción y de comunicación, a lo largo de sus conquistas por las islas y las costas de América aprendieron que la noticia de un acto de violencia brutal y espectacular podía difundirse con gran rapidez por toda una región y amedrentar a toda una población que podría a continuación ser sujetada con mucha mayor facilidad.
    Ana Saenzcompartió una citael año pasado
    Como veremos, el elemento central fue la violencia extrema que practicaron los expedicionarios a lo largo de la guerra ocurrida de 1519 a 1521, encauzada y azuzada por los indígenas conquistadores desde la matanza de Cholula. Esta violencia se encarna en la figura divina de Santiago Matamoros, el apóstol conquistador.
    Ana Saenzcompartió una citael año pasado
    podemos sugerir que el título Malinche se refería a las dos partes en función de su interacción tan íntima. La esclava indígena Marina era la voz, el rostro, la mitad femenina del guerrero viril pero incapaz de hablar que era Cortés a los ojos de los indígenas.
    Ana Saenzcompartió una citael año pasado
    En la actualidad, los nahuas de la sierra norte de Puebla brindan a la salud de sus comensales y amigos con la expresión xitlacachihuan, que significa, a la letra, “hagámonos humanos (juntos)”. Este brindis indica, en primer lugar, que la humanidad siempre es una relación, es decir, que los seres humanos sólo se hacen tales interactuando entre sí y de manera constante y repetida a lo largo de sus vidas.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)