James Nuño

    Jesús Pérez Esquivelcompartió una citahace 4 meses
    Ya sabes, uno va a la tienda de la esquina y si no le disparan en el trayecto, es un buen día.
    Kin Navarrocompartió una citahace 9 meses
    No hay mucho qué hacer, sino respirar este pútrido aroma a ciudad, a muerte, a mí en descomposición. Qué curioso que este sea el verdadero olor del hombre: cuando uno no se baña, no se afeita, no se acicala, huele a muerte, ¡vete, muerte! ¡Vete! Vivimos con ella y no lo sabemos. Lo sabemos, ¡claro que lo sabemos!, pero nos encanta hacernos pendejos, nos encanta perfumarla, que nos hable bonito, pintarla de rosa, de verde y azul pastel, ¡un carajo que nos burlamos de la muerte! Yo no me estoy riendo.
    Luis Josué Chávez Lópezcompartió una citahace 5 meses
    Mientras la clase política gana en un día lo que ni tú ni yo veremos en toda una vida, y los bancos y multinacionales evaden impuestos y manejan la legislación a su antojo, un cabrón que se la rifa todos los días de manera honesta ha desaparecido sin razón aparente.
    Luis Josué Chávez Lópezcompartió una citahace 5 meses
    Desapareció. ¿Crees que es casualidad? ¿Crees que lo volveremos a ver? ¿Crees que los medios y el resto de mundo se acordarán de él en tres meses? Este país padece amnesia colectiva, un Alzheimer perpetuo. Eso o nos encanta la mala vida; nos fascina que nos maltraten, que nos humillen. ¡Nos encanta oler a basura!
    Luis Josué Chávez Lópezcompartió una citahace 5 meses
    Estamos tan bien como se puede estar en estos tiempos. Ya sabes, uno va a la tienda de la esquina y si no le disparan en el trayecto, es un buen día. Sales a correr a los cinco metros cuadrados que tiene el parque de la colonia y no te han raptado. Es un buen día. Llega la noche sin que horas antes te hayan hecho firmar tu renuncia «voluntaria». Día maravilloso. Llamas a tu madre y te dice que hoy no le diagnosticaron cáncer de pulmón por inhalar el venenoso aire de la ciudad. Día extraordinario.
    Luis Josué Chávez Lópezcompartió una citahace 5 meses
    No sé tú, pero yo vivo en constante miedo: miedo de opinar, de caminar hacia cierto rumbo, de tomar una decisión. Miedo del futuro. Pero uno tiene que vivir, uno tiene que preguntar la hora para saber si tienes hambre o sueño, aunque en realidad no te conste que sean las tres de la tarde o las once de la noche.
    Luis Josué Chávez Lópezcompartió una citahace 5 meses
    le costaba cuidarlo, le calaba la responsabilidad; no porque no quisiera hacerse cargo, al contrario, era el miedo a romperlo, como a todo en su vida.
    Luis Josué Chávez Lópezcompartió una citahace 5 meses
    Sabremos —aunque en realidad se nos olvide— que la soledad no está tan mal; que se aprende tanto de uno mismo cuando se come solo, igual que cuando se duerme o se hace el amor, aislados del mundo. Sabremos que, precisamente, este tipo de epifanías son posibles solo cuando comemos solos.
    Luis Josué Chávez Lópezcompartió una citahace 5 meses
    usted no ha errado en decir que ha muerto de una enfermedad. Pero esa enfermedad no ha sido suya propiamente. Ha sido una enfermedad colectiva. La violencia, mi estimado, es el otro gran padecimiento del hombre moderno.
    Luis Josué Chávez Lópezcompartió una citahace 5 meses
    La línea entre lo legal y lo ilegal, entre lo bueno y lo malo, es muy delgada hoy en día.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)