es

Sarah Crossan

    b9985552748compartió una citahace 8 meses
    Dejadme así vivir, inadvertido, desconocido;

    dejadme así morir sin lamentos;

    y del mundo huir, sin que ninguna lápida

    revele que yazgo allí.
    Brenda Amadorcompartió una citael año pasado
    Por lo general, cuando los chavales de mi edad se enteran de cómo me llamo, me hacen alguna broma sobre manzanas podridas o manzanas envenenadas o se ponen a hablar de iPads y iPhones. Y todas las bromas son de mal gusto, por supuesto.
    Brenda Amadorcompartió una citael año pasado
    —Lo admito, soy culpable. Yo también odiaba la poesía cuando
    Brenda Amadorcompartió una citael año pasado
    era joven, pero eso era porque no sabía lo que era capaz de hacer. ¿Alguno de vosotros sabe qué es capaz de hacer la poesía? —pregunta.
    Brenda Amadorcompartió una citael año pasado
    La poesía puede enseñarnos muchas cosas sobre nosotros mismos. Y consolarnos cuando hemos perdido toda esperanza. También puede darnos muchas alegrías. Pero no solo eso… —dice, y baja la voz—. Puede abrir nuestro corazón, convertir nuestro mundo en un mundo más grande y más brillante y más nítido. Puede transformarnos
    Brenda Amadorcompartió una citael año pasado
    Estar solo no es algo que la gente anhele, pero a veces, cuando estás solo, puedes conseguir muchas cosas. Por ejemplo, ahora mismo estoy sola escribiendo esta redacción, pero si Pilar estuviera aquí, nos pasaríamos toda la noche charlando, haciendo tonterías, perdiendo el tiempo. Además, prefiero ducharme y hacer mis necesidades sola. Son momentos demasiado privados. Y, cuando necesitas unos minutos de intimidad, agradeces estar sola.
    Brenda Amadorcompartió una citael año pasado
    —A ver, E. T. es un ser que viene de otro planeta —explica Pilar.

    —Eso ya lo sabía.

    —Está bien, está bien. El caso es que E. T. aparece en la Tierra y conoce a un niño, Elliott, que es un niño solitario y tal. Le coge muchísimo cariño y se lo pasan genial juntos, pero, al final, spoiler alert, vuelve al espacio porque allí es donde debe estar, porque la Tierra no es su hogar. —Pilar arquea las cejas.
    Brenda Amadorcompartió una citael año pasado
    —A ver, E. T. es un ser que viene de otro planeta —explica Pilar.

    —Eso ya lo sabía.

    —Está bien, está bien. El caso es que E. T. aparece en la Tierra y conoce a un niño, Elliott, que es un niño solitario y tal. Le coge muchísimo cariño y se lo pasan genial juntos, pero, al final, spoiler alert, vuelve al espacio porque allí es donde debe estar, porque la Tierra no es su hogar. —Pilar arquea las cejas
    Brenda Amadorcompartió una citael año pasado
    ver, E. T. es un ser que viene de otro planeta —explica Pilar.

    —Eso ya lo sabía.

    —Está bien, está bien. El caso es que E. T. aparece en la Tierra y conoce a un niño, Elliott, que es un niño solitario y tal. Le coge muchísimo cariño y se lo pasan genial juntos, pero, al final, spoiler alert, vuelve al espacio porque allí es donde debe estar, porque la Tierra no es su hogar. —Pilar arquea las cejas.
    Brenda Amadorcompartió una citael año pasado
    A ver, E. T. es un ser que viene de otro planeta —explica Pilar.

    —Eso ya lo sabía.

    —Está bien, está bien. El caso es que E. T. aparece en la Tierra y conoce a un niño, Elliott, que es un niño solitario y tal. Le coge muchísimo cariño y se lo pasan genial juntos, pero, al final, spoiler alert, vuelve al espacio porque allí es donde debe estar, porque la Tierra no es su hogar. —Pilar arquea las cejas
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)